Que el sector de las criptomonedas va cada vez más de la mano de los mercados financieros mundiales es algo que se va sosteniendo desde las últimas semanas.

De hecho, este mercado también se está viendo afectado por las tensiones entre Rusia y Ucrania.

De momento, hemos visto que Bitcoin, la mayor criptomoneda del mundo, ha sufrido la mayor caída en las últimas 4 semanas, y se mueve actualmente en el entorno de 40,000 dólares.

“El Bitcoin ha sido víctima de un importante entorno de eliminación de riesgos en Wall Street, ya que los inversores ven los riesgos geopolíticos a corto plazo y un posible endurecimiento monetario de la Reserva Federal demasiado agresivo como un riesgo para todos los activos de riesgo”, explica Edward Moya, analista senior de Oanda, en declaraciones recogidas por CoinDesk.

Bitcoin muestra un descenso semanal superior al 4%, tras 3 semanas consecutivas de ascensos.

Otras criptomonedas importantes, como el Ethereum, siguen al Bitcoin con caídas pronunciadas. La segunda cripto más grande del mundo registra 2 semanas consecutivas de caídas y se mueve actualmente en los 2,800 dólares.