En una señal de una competencia cada vez mayor entre las jurisdicciones amigables con las criptomonedas, Singapur tiene como objetivo atraer a las empresas de criptomonedas de todo el mundo y está decidido a desarrollar una “regulación sólida” para garantizar la claridad regulatoria y vigilar el cumplimiento, según Ravi Menon, Director Gerente de la Autoridad Monetaria de Singapur (MAS).

En lugar de combatir la propagación de las empresas de cifrado, el regulador de Singapur prefiere implementar regulaciones que permitan operar a las empresas que cumplen con los requisitos del MAS y abordan los riesgos identificados, dijo a Bloomberg.

“Con las actividades basadas en criptografía, es básicamente una inversión en un futuro prospectivo, cuya forma no está clara en este momento”, dijo el director gerente.

Según él, no entrar “en este juego” podría dejar atrás a Singapur, pero ahora pueden tener una ventaja y comprender mejor sus beneficios potenciales y sus riesgos.

Menon dijo que, teniendo en cuenta la reputación de Singapur como un centro de riqueza global, la nación insular tenía que reforzar sus salvaguardias para combatir los riesgos relacionados con los flujos financieros ilícitos.

El país está “interesado en desarrollar tecnología de cifrado, comprender blockchain, contratos inteligentes y prepararnos para un mundo Web 3.0”, según el director del regulador.

La postura de Singapur sobre las criptomonedas le ha permitido al país atraer empresas importantes como los exchanges de criptomonedas Binance y Gemini, muchas de las cuales han tenido disputas con reguladores de todo el mundo.

Aproximadamente 170 empresas han solicitado al MAS una licencia de Singapur, lo que eleva el total de empresas que buscan operar bajo la Ley de Servicios de Pago del país a unas 400 desde enero de 2020. Dicho esto, desde la entrada en vigor de la ley solo tres empresas centradas en cripto han recibido dichas licencias. Dos solicitantes fueron rechazados y unas 30 empresas retiraron sus solicitudes después de mantener conversaciones con el MAS.

Si bien el regulador de Singapur ha asignado recursos adicionales para evaluar el creciente número de solicitudes, el director gerente dijo que el regulador no tiene prisa por revisarlas y que su prioridad es garantizar que las empresas cumplan con sus requisitos.