Qué es Coinbase y cómo tras su salida a bolsa vale ya más que la petrolera BP

0
183

La firma de criptomonedas Coinbase, que gestiona una de las principales plataformas de compraventa de bitcoins y otras divisas digitales, alcanzó un valor de mercado de casi US$100.000 millones en su salida a la bolsa este miércoles.

Las acciones debutaron en el Nasdaq a un precio de US$381, pero luego cerraron por debajo de los US$330.

La valoración inicial puso a Coinbase por delante de muchas empresas conocidas, como el gigante petrolero BP y las principales bolsas de valores.

La cotización fue vista como el último paso para que las criptomonedas ganen una mayor aceptación entre los inversores tradicionales.

El precio del bitcoin aumentó más del 300% el año pasado, y ha subido aún más en 2021, ya que empresas como Tesla, Mastercard y BlackRock revelaron planes para incorporar monedas digitales en sus negocios.

El martes, antes del debut en bolsa de Coinbase, alcanzó un récord de más de US$63,000.

Las monedas digitales menos conocidas también han obtenido ganancias, como el dogecoin, que se creó como una broma, y subió más del 70% a más de US$0.13.

Coinbase, con sede en EE.UU., gana dinero principalmente cobrando tarifas de transacción y se ha beneficiado de la creciente demanda.

“Barómetro” de la criptomoneda

A finales de marzo, Coinbase, que fue fundada en 2012, tenía más de 56 millones de usuarios en más de 100 países y unos US$223.000 millones en activos de usuarios.

La empresa reportó US$1.800 millones en ingresos estimados en los primeros tres meses de 2021, más que su total para todo 2020, después de que el interés en el bitcoin y otras monedas digitales haya aumentado.

En comparación con 2018, cuando durante una ronda de financiación privada los inversores calcularon que Coinbase valía US$8.000 millones, el valor de la empresa se ha multiplicado por más de 10.

Con la cotización del miércoles el cofundador y director ejecutivo de Coinbase, Brian Armstrong, se alza como una de las personas más ricas del mundo.

Con la cotización el fundador de Coinbase, Brian Armstrong, se convierte en uno de los hombres más ricos del mundo.

El hombre de 38 años, exingeniero de software de Airbnb, posee una participación de aproximadamente el 21% en la empresa.

Para los inversores externos, la compra de acciones en Coinbase se considera una forma potencialmente menos riesgosa de aprovechar la actividad en el mercado de criptomonedas que invertiendo directamente en bitcoins u otras monedas digitales, algo que ha puesto en alerta a los reguladores financieros.

Pero Jane Foley, estratega cambiaria de Rabobank, señala que si se promulgan reglas más estrictas podrían cambiar las perspectivas de Coinbase.

“Hay mucha preocupación de que en algún momento los reguladores, los bancos centrales, simplemente digan, ‘bueno, no’, y vuelvan esto mucho más difícil, y mucha gente pierda entonces mucho dinero”, agrega.

El año pasado, los ingresos de Coinbase alcanzaron los US$1.300 millones, más del doble que en 2019.

Las ganancias fueron de US$322 millones, frente a unas pérdidas de más de US$30 millones en 2019.

El miércoles, el precio de las acciones de la compañía empezó a subir, alcanzando un máximo de casi US$430 en un momento.

Pero luego retrocedió, alcanzando un mínimo de US$118 antes de finalizar la sesión de negociación en aproximadamente US$328.

Eso le daría a la empresa una valoración de unos US$86.000 millones.